"Thor-ito"... el ratonero valenciano que quería volar. - Cirugía veterinaria Pepe Targa

Rincón divulgativo sobre cirugía veterinaria.

ADVERTENCIA: Algunas de las imágenes pueden herir su sensibilidad.

"Thor-ito"... el ratonero valenciano que quería volar.

Un buen día, Thor decidió que tenía superpoderes...y se fracturó el cóndilo lateral del húmero derecho en una caida.


Si por algo se caracterizan los ratoneros valencianos es por su tremenda agilidad y buenas aptitudes para la caza de roedores, se pasan el día jugando y saltando. Una fractura articular de codo como esta, en un paciente de alta competición ha de quedar PERFECTA. De no ser así, nuestro amigo padecería una artrosis temprana que le incapacitaría para el deporte y mermaría considerablemente su calidad de vida.

Se hace precisa una fijación interna rígida con un abordaje abierto para reducir los fragmentos al milímetro. Un error de unas décimas tendría consecuencias nefastas a medio plazo. Rápidamente descartamos el empleo de tornillos de tracción, pues es frecuente que afecten parcial o totalmente al crecimiento fisario de los pacientes inmaduros.

Decidimos emplear agujas de Kirschner de perfil liso de 1mm para espacio intercondilar (las principales) y de 0,8 para el puente metafisario. La colocación de este implante precisamente es la parte más compleja de la cirugía pues de ello depende en parte la estabilidad rotacional y el éxito del sistema. Debido al diminuto tamaño finalmente se colocó en sentido horizontal.


En ambas imágenes, y como curiosidad, puede observarse otra lesión: fractura del proceso coronoides medial del cúbito (un fragmento flotante en forma de chip debajo del cóndilo medial). Hoy Thor está totalmente recuperado, se han retirado los implantes y esa lesión es totalmente asintomática. Nuestro amigo podrá volver a trotar por los campings de toda Europa como si nada de esto hubiera pasado nunca.






No hay comentarios:

Te puede interesar ...